Cuadro de texto:

ASOLEARTE

Soluciones de energía solar fotovoltaica

Conceptos básicos

La energía solar fotovoltaica es la conversión directa de la energía solar en electricidad sin la utilización de ciclos térmicos o la utilización de partes móviles.

 

En la práctica, el desarrollo científico y tecnológico de los dispositivos fotovoltaicos empieza en los años 50 del siglo pasado con el nacimiento de las tecnologías de los semiconductores y de la electrónica, así como con el inicio de la carrera espacial y las necesidades de suministro de energía eléctrica de los primeros satélites.

 

La unión de dos semiconductores con densidades de cargas diferentes y sus correspondientes contactos eléctricos da lugar a una célula solar fotovoltaica, Figura 1.

Fig 1. Representación esquemática de una célula solar fotovoltaica, de su circuito electrónico equivalente, y de una célula solar de silicio

Cuadro de texto: Inicio
Cuadro de texto: Principios físicos y fundamentales
Cuadro de texto:

Las células solares se suelen clasificar generalmente por el tipo de material semiconductor que actúa como absorbedor de la radiación solar, pudiéndose establecer los siguientes grupos:

 

· Células basadas en silicio monocristalino (c-Si) y multicristalino (m-Si)

· Células de lámina delgada o capa fina de sus componentes activos, películas de silicio (TF-Si), silicio amorfo (a-Si), calcopiritas (CIGS), y telurio de cadmio (CdTe).

· Células III-V o de alta eficiencia. Conforme a las leyes de la termodinámica los modelos existentes predicen que el máximo teórico de eficiencia en un dispositivo solar fotovoltaico está situada entre el 30-40 por ciento. 

Módulos fotovoltaicos

 

Las células solares son generalmente conectadas o dispuestas en asociaciones serie-paralelo al objeto de tener voltajes de operación adecuados a la aplicación a realizar.

 

Estas series de células se encapsulan habitualmente entre vidrio y/o películas poliméricas como poliéster, tedlar, etc.

 

Para su sellado frente a la humedad, se utiliza el acetato de vinil-etileno o resinas de silicona, y para dar rigidez al módulo y proveer de puntos de anclaje y montaje se colocan sobre un marco metálico; el dispositivo final tras todo este proceso de integración se conoce como módulo o panel fotovoltaico.

 

Los módulos fotovoltaicos, cuyas potencias comerciales van desde los 5 Wp hasta los 230 Wp, se agrupan y componen de acuerdo al tipo de aplicación de suministro de energía que se requiere dando lugar a los sistemas fotovoltaicos.

Información de contacto:

Teléfono: 628 415 433

Correo: asolearte.info@gmail.com